¿Velocidad en mi Internet?

Posted onLeave a commentCategoriesInternet, WiFi
Imagen empleada como ejemplo de "la ruta clásica" para una prueba de velocidad en internet.

Imagen empleada para ejemplificar “la ruta tradicional” en una prueba de internet.

Internet es la unión de miles de redes menores. Es decir, internet implica una integración prácticamente global. Para empezar a brindar luz en esta respuesta, debemos comprende que hay “n” -literal-, “n” redes en cada continente y ó región de éstos. Lo cual nos dice, que entonces, internet es -en un momento determinado- integrar como en una sola la conexión de un servidor con otro(s) y con nuestro propio equipo. Esto sin lugar a dudas, incide directamente en la velocidad de internet.

¿Qué es la velocidad de Internet y cómo se mide?

Las velocidades de Internet son las velocidades en las que viajan los datos o contenidos desde la web hasta tu computadora, tableta o smartphone. La velocidad de estos datos se mide en megabits por Segundo (Mbps). Un megabit tiene 1,024 kilobits. Esta conversión significa que 1.0 Mbps es 1,000 veces más rápido que 1.0 kilobits por segundo (Kbps). La conexión de Internet de alta velocidad conocida como banda ancha (amplio ancho de banda) se define con velocidades de descarga de al menos 768 Kbps y velocidades de carga de al menos 200 Kbps. La diferencia entre las velocidades de descarga y las de carga puede explicarse como sigue: la velocidad de descarga se refiere a la tasa en la que se transfieren los datos digitales desde el Internet a tu computadora, mientras que la velocidad de carga es la tasa en la que se transmiten los datos en línea desde tu computadora a Internet.

Test de velocidad ¿Como Funciona?

Tests de velocidad pueden ser una buenas herramientas para medir la efectividad de conexión, sin embargo, hay que tener mucho cuidado cuando utilicemos estos recursos ya que a veces pueden darnos resultados imprecisos. Primero debemos conocer cómo es la integración de redes en Internet y cómo funcionan habitualmente la mayoría de estas pruebas.

El Internet de banda ancha de hoy día es provisto por grandes empresas operadoras de grandes compañías telefónicas, de video por cable o proveedores de servicios de Internet de alta velocidad; aquí también podemos mencionar a los proveedores de servicios de valor agregados, que en realidad estos cubren una función mas bien administrativa y de soporte en actividades comerciales para los grandes proveedores (a veces imposibilitados de ofrecer servicio a todos sus potenciales clientes) y a la par como ayuda para brindar servicios específicos a clientes.

Resultado de imagen para imagen internet tradicional de velocidad en la supercarretera de la información

El Internet de banda ancha es una de las opciones de Internet más rápidas disponibles a la fecha en muchos países. El tipo de conexión de Internet de alta velocidad específico utiliza múltiples canales de datos para enviar grandes cantidades de información hacia y desde los usuarios de Internet. Ahora bien, el internet es por una parte, un “recurso finito”, es decir con un límite total (al menos por ahora). Y aquí implica como en una carretera, que entre mas autos lleguen, mas se congestiona y aunque cada uno de éstos conoce bien su ruta, siempre hay un conjunto de aspectos que limitan su velocidad. Eso mismo ocurre con el internet; aprovechando la analogía imaginemos a los autos como nuestros datos y considerando ello, podríamos visualizar con mayor atino cuáles -por ejemplo- son “las horas pico” y por consecuencia de congestionamiento en las principales rutas. Todo esto conviene tenerlo en cuenta cada vez que hagamos un test de velocidad.

Cuando se decide hacer la prueba, un aspecto muy interesante es que mientras más lejos se encuentre de nosotros el servidor elegido, más probabilidad habrá de que la conexión atraviese un nodo congestionado y por tanto, sea mas lenta la velocidad.

Supongamos que optamos por realizar un test de velocidad. Para hacerlo la herramienta en turno nos da a escoger entre dos servidores, uno situado en Ciudad de México (Servidor A) y otro situado en su misma ciudad [Ciudad Juárez] (Servidor B).

Nublado por el ansia por conocer la velocidad de su línea, el usuario elige el Servidor A para realizar la medida. Si suponemos que el cable “A” no está congestionado, la descarga se realizará sin problemas y el usuario verá en el test una medida correcta, aunque una latencia algo mayor. Pero, ¿qué sucedería si el cable “A” estuviera saturado?. La transferencia se haría mucho más despacio, por lo tanto el test de velocidad devolvería una medida inferior a la que debería.

Resultado de imagen para imagen internet tradicional de velocidad en la supercarretera de la información

Para evitar esto, debemos elegir un servidor que se encuentre lo más próximo posible a nosotros, de modo que los datos tengan que atravesar el menor número de “cables” posible.

En resumen, un test de velocidad es bastante sencillo. Por regla general se mide primero la latencia de la conexión, para hacerlo se envía al servidor un paquete con la hora y se espera a que éste lo devuelva. Cuando lo recibamos lo comparamos con la hora actual para conocer el retraso.

Para calcular la velocidad de descarga se envía un archivo al usuario y se mide la velocidad de la transferencia. Hay que tener en cuenta que cuando se inicia una transferencia existe un periodo transitorio donde la conexión se va acelerando hasta que alcanza una velocidad más o menos estable, que en teoría debería ser el máximo de nuestra línea.

En una siguiente entrega, explicaremos mas a detalle cada parte del procedimiento. Si tienes alguna duda de la velocidad de tu red, te recomendamos las siguientes opciones: http://www.speedtest.net/ o bien, el que se encuentra enseguida a la derecha de esta publicación y procura que los servidores se encuentren en la misma región; así tendrás una medición mas certera.

Deja un comentario